Tienda Virtual

Carrito de Pedido

Carrito

 x 
Su carro de pedido está vacío, porque no comienza eligiendo alguno de nuestros productos en la tienda

Acceso a Suscriptores

Comentarios Tributarios

Régimen tributario de las reorganizaciones empresariales en relación con los aportes

POR JAIME CASTRO BORRERO
ABOGADO TRIBUTARISTA
 

El proceso de reorganización empresarial vino a regularse en Colombia mediante la ley 1116 de 2.006, y fue una evolución de los anteriores procesos concordatarios y liquidatorios consagrados en el Código de Comercio y la ley 222 de 1.995.

El proceso concordatario vino a remplazarse por el de reorganización empresarial.

La ley 1116 ibídem establece el régimen de insolvencia empresarial, que tiene por objeto la protección del crédito y la recuperación y conservación de la empresa como unidad de explotación económica y fuente generadora de empleo, a través de los procesos de reorganización empresarial, siempre bajo el criterio de agregación de valor.

El proceso de reorganización empresarial pretende a través de un acuerdo, preservar empresas viables, y normalizar sus relaciones comerciales y crediticias, mediante su restructuración operacional, administrativa, de activos o pasivos.

En desarrollo de la restructuración de activos o pasivos, puede acontecer que se dé una capitalización de pasivos, donde el acreedor le cancelen su acreencia con acciones. También puede acontecer que el accionista o socio, motuo propio, opte por capitalizar la sociedad. En estos casos, como estamos en desarrollo de un proceso de restructuración de activos o pasivos, estos aportes son denominados aportes regulados. Y regulados por quién y porqué. Están regulados por el proceso de restructuración que se lleva acorde con la ley 1116 ibídem.

Estos aportes regulados tienen como característica fundamental que no generan ingreso gravado para la sociedad, ni tampoco se considera una enajenación y no generan ingreso o pérdida para el aportante, siempre y cuando cumpla con la totalidad de los requisitos señalados en el artículo 319 – 6 del ibídem según lo ordena el artículo 319 – 7 del mismo Estatuto Tributario. En caso contrario, generarán ingreso gravado, constituirá enajenación y generarán un ingreso o pérdida para el aportante.

De otro lado, para los aportes no regulados por el proceso de reorganización empresarial, , tienen un tratamiento similar en la medida que estos aportes pueden generar ingresos para la sociedad; constituír enajenación y generar ingreso o pérdida para el aportante.

Siendo así, de qué dependerá ser acreedor de este beneficio fiscal? del cumplimiento de la totalidad de los requisitos señalados en el artículo 319 en los siguientes términos:

  • La sociedad receptora emita acciones o cuotas sociales nuevas a cambio del aporte.
  • La sociedad receptora le dé el mismo costo fiscal que tenía el aporte en la sociedad aportante.
  • El costo fiscal de las acciones sea del mismo valor que tenían los bienes aportados al momento del aporte en cabeza del aportante.
  • Los bienes aportados conserven la misma naturaleza de activos fijos o móviles que tenían en la sociedad aportante en el momento del aporte.
  • Que el documento que contiene el acto jurídico del aporte, tanto aportante como sociedad, declaren expresamente a sujetarse al cumplimiento de la totalidad de condiciones señaladas en el artículo 319 ibídem.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Indicadores

       

Grupo Editorial Nueva Legislación SAS
Oficina Principal: Calle 64 No. 10-45 Bogotá, Colombia
Tel.: (1) 312 63 18 - 217 14 17 - info@nuevalegislacion.com